Las películas de Fuguet

Estándar

ImageYa lo dije anteriormente en este blog; he seguido desde siempre la carrera de Alberto Fuguet, no soy su fan absoluta pero Las Películas de mi Vida me pareció una maravilla y ahora Cinépata me ha dejado completamente deslumbrada, alucinada, con ganas de salir corriendo a ver todas, pero todas las películas que recomienda, a leer las revistas de cine de las que habla, o las biografías de otros críticos que menciona, como al pasar, con una precisión, sí, de francotirador.

Porque el Fuguet de Cinépata apunta y no falla nunca; logra que quieras ver Paranorman como nunca has querido ver algo antes, con efervescencia de fan, incontrolable, imposible, avasalladora. Fuguet es implacable, hace pedazos a Wes Anderson (“Wes Anderson hace una cinta masculina para mujeres lastimadas que echan de menos sus esquelas de Hello Kitty”) de tal manera que una (que admira bastante a Anderson, con sus esquelas de Hello Kitty y todo) no es que cambie su opinión pero sí empieza a ver sus películas, en retrospectiva, con otros ojos, entendiendo el punto de vista de Fuguet (pero aún queriendo defender a Anderson con espada samurai a lo Kill Bill).

Cinépata es un gran libro sobre el cine, sobre el cine que se vuelve adicción y pulsión casi mutante, sobre ese que se mete bajo la piel, que infecta, que no deja dormir hasta que pase el último de los créditos.Fuguet habla de la experiencia gigante que es ver una película en una sala  vacía, se lamenta un poco de la sobreabundancia de información a la que tienen acceso todos los cinéfilos hoy; se queja de la porno-pobreza que parece ser la tónica de muchos filmes latinoamericanos (“Detesto con toda mi alma las coproducciones latinoamericanas, donde el equipo parece una reunión trasnochada de la OEA”), saca banderita de fan para Rohmer, para el Woody Allen de Manhattan, se esfuerza en destronar mitos como los que dicen que los documentales son aburridos, se detiene en películas indies, ofrece cuentos (el buenísimo “50 minutos”), apuntes de rodaje, fragmentos de guiones, como buen Doctor Frankenstein que armara a la cinepatía como su particular, parchada, ecléctica creatura.

Y es una verdadera delicia leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s