La vida, la literatura: instrucciones de uso

Estándar

ImageAquellos que me conocen, o han leído algo este blog, saben que suelo quedarme pegada en categorías. Me pongo a reseñar colecciones de cuentos, una tras otra, o novelitas cortas, o me engolosino contándoles de los escritores bolivianos, las escritoras españolas y, así, un largo etcétera. Y así es como, de los ensayos o apuntes sobre cine de Fuguet, paso a los ensayos maravillosos de Jonathan Franzen.

Breve introducción: Franzen es impresionante. The Corrections (Las Correcciones) es otra de esas novelas para enmarcar, o para dejarla en exhibición en la casa, cual escultura, o tras una vidriera. Freedom, que sacó hace unos años, no me impactó tanto, pero los ensayos de Farther Away te dejan , verdaderamente, sin pestañar. Tanta es la urgencia por no perderse nada, por no dejar de leer.

La colección de ensayos es variada pero siempre genial: desde un “commencement address” (o discurso de graduación) increíblemente titulado “Pain won’t kill you’, a sus reflexiones sobre David Foster Wallace en “Farther Away” (donde, entre otras cosas, comenta que esparció parte de las cenizas de DFW en Masafuera, Chile) o “David Foster Wallace”, sus pataletas o berrinches (adorables y, por lo general, bastante atinados) contra la tecnología o el exceso de sentimentalismo, en “I just called to say I Love You”, su reflexión acerca de las 4 preguntas típicas que debe contestar todo escritor, en “On Autobiographical Fiction”, a su impresionante reseña o repaso del talento gigante de la canadiense Alice Munro (What makes you so sure you’re not the evil one yourself?”), todos sus ensayos están llenos de una energía avasalladora.

Como dice Franzen sobre Munro, a ella no se la puede citar ni sintetizar el argumento de sus obras; nada le hace más justicia que “lea lea lea a Munro”, lo mismo pasa aquí. Lea, lea. lea a Franzen. Como él mismo dice acerca de la literatura (y bien puede aplicarse a sus ensayos): no salvará al mundo, pero puede salvarte a ti.

PS: Igual, a modo de postdata, les dejo un par de citas:

“I like stories because they leave the writer no place to hide. There’s no yakking your way out of trouble; I’m going to be reaching the last page in a matter of minutes, and if you’ve got nothing to say I’m going to know it”.

“She [Munro] is one of the handful of writers, some living, most dead, whom I have in mind when I say that fiction is my religion. For as long as I’m immersed in a Munro story, I am according to an entirely make-believe character the kind of solemn respect and quiet rooting interest that I accord myself in my better moments as a human being.”

“…unless the writer is personally at risk – unless the book has been, in some way, for the writer, an adventure into the unknown; unless the writer has set himself or herself a personal problem not easily solved; unless the finished book represents the surmounting of some great resistance – it’s not worth reading. Or, for the writer, in my opinion, worth writing”

“To go through a life painlessly is not to have lived. Even just to say to yourself, ‘Oh, I’ll get to that love and pain stuff later, maybe in my thirties,’ is to consign yourself to ten years of merely taking up space on the planet and burning up its resources. Of being (and I mean this in the most damning sense of the word) a consumer”.

“What love is really about is a bottomless empathy, born out of the heart’s revelation that another person is every bit as real as you are”

Anuncios

»

  1. Me gustó mucho The Corrections pero Franzen se superó mucho cuando escrribió Freedom. Recuerdo la sensación de estar leyéndolo y quedar fascinado por el modo como va tejiendo sus párrafos. Después de leer The Corrections (http://ulisesgonzales.com/2005/11/16/apenas-hamlet/) me leí una de sus colecciones de ensayos y recuerdo uno muy bien escrito sobre las oficinas postales de Chicago. El ensayo del que hablas, el de la Isla Robinson Crusoe, el que le da el título a la colección, recuerdo haberlo leído en The New Yorker y haberme lamentado mucho que Foster Wallace hay muerto tan joven (no he leído Infinite Jest, sin embargo leí algunos de sus cuentos y la prosa no me atrajo tanto como la de Frazen en Freedom. De todos modos, después de leer tu entrada, creo que me voy a conseguir este libro de la biblioteca 🙂
    Llegué a tu blog gracias al enlace en Suburbano.
    U.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s