Y los muchachos del barrio le llamaban Loca

Estándar

ImageVuelvo por un ratito a mis lecturas gringas. Estoy tratando de llevar una “dieta” literaria más balanceada, incluyendo autores en español y de otros países que no sean mi planeta USA, pero bueno, me toca volver.

Y a una novela gráfica esta vez. Unas memorias gráficas. Y memorias sobre la “locura”.

A Ellen Forney (autora y dibujante de esta historia) le diagnosticaron con un trastorno o desorden bipolar al cumplir treinta años. Si bien el diagnóstico le hace sentido (ahora entiende la euforia de los días buenos y la inundada tristeza de los días malos), Forney teme que empezar a tratarse (especialmente con un gigantesco cóctel de medicamentos) vaya a arruinar su creatividad, disminuya su talento y le quite lo que la hace más feliz y más “ella misma”: su arte.

La novela se pasea por los primeros años de su tratamiento, con caídas, recaídas y más caídas, usando un humor maravilloso, visceral, desesperado. Fornay medita y reflexiona sobre su condición a la vez que se informa y estudia más sobre ella: leyendo manuales de psicología, biografías de escritores que admira y que también lo padecieron (tantos, muchos!), intentando entender la conexión entre los desórdenes mentales y la creatividad.

Hace tiempo que no me reía tanto con una novela gráfica. Una lectura genial.

Les dejo un par de páginas:

Image

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s