Cuentos Fulminantes

Estándar

¿Por qué nadie me había OBLIGADO a leer a Samanta Schweblin?

Ése fue mi pensamiento recurrente mientras leía/me maravillaba/gozaba con/ su libro de cuentos Pájaros en la Boca (en una edición de Almadía bella-bellísima también).

(Bueno, esé y: Wow!)

Se trata de cuentos que mezclan esa cotidianeidad cercana a lo perverso y lo extraño de Kafka, con la ironía e inocencia bizarra/lúcida de Amelie Nothomb o Miranda July.

Relatos que hablan de los niños de un pueblo que se pierden en un pozo, de una muchacha que comienza a volver loca a su madre (y luego a su padre) al adquirir la costumbre de comer pájaros, de una mujer embarazada para quien la hija no llega en buen momento y se somete a una extraña terapia energética para retroceder el embarazo y “guardarlo” para mejores tiempos, de un niño que ve cómo su familia se desmorona pero está feliz de que Papá Noel vaya a dormir en su casa en Navidad, de una familia que hace lo imposible por “sanar” a un pariente que sufre de una horrible depresión, entre otras cosas.

Cuentos increíbles todos. Una colección imprescindible.

Si le gusta, vaya a por las chicas ya mencionadas. Con la película Me, you and everyone we know de Miranda July o La Biografía del Hambre de Amelie Nothomb.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s