Había una vez una Guerra

Estándar

Usted tal vez vio la obra Gemelos, de la compañía La Troppa. Y le encantó. O tal vez no la ha visto, y está bien…pero asegúrese de verla la próxima vez que pase cerca suyo.

El Gran Cuaderno es la novela en la que está basada esa increíble pieza teatral. Lo escribió la húngara Agota Kristof (no confundir jamás con Agatha Christie) y forma parte de una trilogía que luego fue recogida con el nombre de Klaus y Lukas. La trilogía es buena, pero es el primer libro de ésta el que se roba todas las luces. O las sombras, más bien, pues se trata de una historia terrible: dos gemelos que son abandonados durante la Gran Guerra en la casa de su abuela desalmada. Para sobrevivir a la crueldad del periodo y lo que les sucede en casa, los niños inventan especiales “ejercicios”: ejercicios para no sentir hambre (ayunan por días, solo diciendo “no tengo hambre” como un mantra doloroso), para no sentir dolor, para no sentir pena (desacostumbrándose al lenguaje cariñoso que antes recibieran de su madre).

La historia está contada en capítulos cortos, viñetas casi, con un lenguaje simplísimo pero que le apunta al lector en donde más le duele.

(Y vaya que duele. Endemoniadamente).

Suena terrible, y lo es, pero el libro es increíblemente magnífico. Una experiencia de lectura dura, pero que vale toda la pena del mundo.

Si le gusta, vea Las Tortugas también vuelan (otra obra terrible-increíble).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s