Recuerdos de un Callejón sin Salida (2011)

Estándar

Image

Banana Yoshimoto escribió este libro de cuentos, dice en su epílogo, durante los momentos más dolorosos de su vida. Y es su libro favorito.

Y es, en verdad, impresionante y conmovedor. Todas historias sobre personajes que sufren de algún dolor o decepción muy grande; decepción o dolor que es contado como al pasar, sin demasiado dramatismo, mientras queda sobrevolando una sensación de pena constante pero tranquila, que no avasalla al lector, que no lo doblega.

En la historia que da título a la colección, una mujer se recupera de una pena de amor bastante fuerte, quedándose en un apartamento que queda al final de un callejón sin salida, encima de un restaurante al que baja a comer todos los días y donde se hace amiga de uno de los cocineros. A punta de conversaciones entre ellos, sobre todo y sobre nada, la joven se va recuperando de su dolor. No del todo, no mágicamente, en una medida justa, honesta, que Yoshimoto sabe relatar a la perfección.

Si bien hay un par de finales que se acercan demasiado peligrosamente a la cursilería, y algunas páginas donde pareciera que el traductor está taladrando la prosa siempre simple y enigmática de Yoshimoto, este libro es un verdadero regalo.

Y funcionaría como un regalo perfecto también.

Si le gusta, vea Chungking Express de Wong kar Wai o La Vida Soñada de los Ángeles de Erick Zonca. Creo que he recomendado estas dos películas con anterioridad, pero vale la pena repetirse. Son así de imprescindibles.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s