Mientras (el) Lobo sí está

Estándar

ImageAntonio Lobo Antunes es un monstruo. Un escritor de esos que te imaginas gigantes porque sus libros le hacen todo el honor a esa altura, a esa monstruosidad, Historias de familia, largas, tortuosas, en las cuales el lenguaje se va desarmando con el paso de las páginas, como fragmentos de un caleidoscopio siempre formando una nueva imagen, a medida que va avanzando la historia.

No entres tan deprisa en esa noche oscura, toma la línea del poema de Dylan Thomas (“Do not go gentle into that good night”) en la cual el poeta escribe a su padre moribundo para contar la historia de Clara, una “niña” en una posición extraña dentro del universo familiar que ve a su padre sufrir una terrible enfermedad. La imaginación de la niña, más lo fragmentado del lenguaje y del relato, hacen que nos paseemos desde escenarios de buenas noticias a muertes y morgues, todo a un ritmo descabellado.

Vale la pena leer a Lobo Antunes. Se va a ganar el Nobel probablemente, y su manera de escribir es absolutamente desafiante. El equivalente literario a subir el Everest.

E igual de reconfortante también.

Si le gusta, siga con él. Le recomiendo el Archipiélago del Insomnio (otro título increíble) o, en letras nacionales, lea Escenario de Guerra de Andrea Jeftanovic.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s