Una tragedia cronometrada

Estándar

Usted va a pensar que estoy pegadita con las novelas del 9/11…

Y es (bastante) verdad.

Pero es que, de toda esa tanda de novelas que salió posterior a los atentados, hay varias que valen muchísimo la pena. Windows on the World es una de ellas. Escrita por Frederic Beigbeder, un francés, relata la ida al restaurant de las Torres Gemelas a tomar desayuno de un padre separado con sus dos hijos. El día es, por supuesto, el 11 de septiembre. Y la historia se va contando por minutos: los capítulos se llaman 7:30, 7:45, y así, logrando generar un estado de tensión en el lector bastante impresionante, un lector que sabe de antemano el momento exacto en que van a estrellarse los aviones contra el edificio…

La novela es brutal y logra hacer reflexiones bastante agudas acerca de la naturaleza del desastre y las posibilidades que tiene la literatura de decir algo (cualquier cosa) frente a él.

Si le gusta, lea El Hombre del Salto de Don DeLillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s